Antes de incorporar nuevos perfiles a nuestra empresa, debemos considerar la entrevista de trabajo como la técnica que nos permitirá distinguir al mejor candidato.

La entrevista será el paso previo a la incorporación del trabajador, y con ella nos jugamos tanto como los aspirantes a ocupar el puesto, porque de su perfil y su adecuación dependerá, en parte, el éxito de nuestra empresa.

Realizar una entrevista de trabajo no es una cuestión menor y por eso conviene prepararla concienzudamente. Es importantísimo preparar la entrevista de trabajo adecuada para extraer la máxima información de la charla. Estamos buscando al mejor perfil para integrarlo en la empresa, y de esta entrevista debemos sacar conclusiones claras. Para conseguirlo, analizaremos detalladamente el puesto a cubrir y todas sus responsabilidades, así como los conocimientos y habilidades requeridas entre los candidatos. Parece evidente, pero si no lo tenemos claro podemos no llegar a obtener la información que buscamos. En Infofeina te lo ponemos fácil, visualiza los curriculums de todos los candidatos y obtén los datos, únicamente de aquellos que encajen mejor en el perfil profesional que estás buscando. ¡Empieza ahora!

En la preparación de la entrevista de trabajo conviene tener muy claro el perfil que buscamos, su formación y experiencia, pero también los aspectos concretos que queremos que nos cuente durante la misma para descubrir los conocimientos, las habilidades y el talento de los candidatos

ENTREVISTA DE TRABAJO: ¿QUÉ PREGUNTAS HACER?

¿Y cuáles son las preguntas para una entrevista de trabajo? Más allá de interesarnos por la experiencia laboral del candidato, por aquello que puede aportar a la empresa, quizá es conveniente saber qué es lo que le atrae del puesto que le ofrecemos, cuáles son sus motivaciones para trabajar con nosotros, o cuáles son, a su criterio, sus puntos fuertes y débiles. Además, exponer al candidato a un caso práctico, a una situación a la que pueda enfrentarse en la empresa, puede ser de gran utilidad para valorar su capacidad resolutiva.

La actitud del reclutador es sumamente importante, y por ello es clave propiciar un entorno agradable para sacar el máximo partido al intercambio de información que va a producirse. Y más allá del contenido de la charla, y de las preguntas de la entrevista de trabajo, el reclutador extraerá conclusiones interesantes de la escucha atenta y de sus dotes observadoras, porque la comunicación no verbal nos dirá mucho del entrevistado.

 

ENTREVISTAS DE TRABAJO: TIPOS

Según su estructura

  • Entrevistas dirigidas, ceñidas a un cuestionario cerrado de preguntas directas, que no permiten profundizar
  • Entrevistas no dirigidas, en las que se incluyen más cuestiones personales que permiten evaluar la sinceridad del candidato, y que está abierta a la improvisación
  • Entrevistas semi-dirigidas, en las que el reclutador parte de una estructura definida que es modificada en función de las respuestas y reacciones del entrevistado.

Según el número de participantes

  • Entrevista puede ser individual (con un solo reclutador)
  • Múltiple (en el que un seleccionador plantea a varios candidatos un tema de debate)
  • Panel, en el que un aspirante se enfrenta a varios entrevistadores.

 

Hacer una buena entrevista es importante como paso previo a formalizar un contrato de trabajo. Mediante esta técnica mediremos y evaluaremos la idoneidad de las candidaturas para dar con el perfil que buscamos. Es por eso por lo que debemos afrontarla con las máximas garantías.