La función de buscar candidatos, su análisis, selección y reclutamiento, no es una tarea fácil. Descubrir el candidato idóneo conlleva un gran esfuerzo, dedicación y horas de trabajo.

Sin embargo, no se trata de aumentar las horas que dedicas a tu actividad, sino de optimizar su rendimiento.

Buscar candidatos: consejos para optimizar el rendimiento de tus acciones

Sacar el máximo partido a tu tiempo es siempre posible si se parte de un trabajo bien organizado, una orientación clara de las necesidades, puestos de trabajo a cubrir y una oferta de empleo  atractiva que se haga llegar a los candidatos posibles.

Algunos consejos básicos.

1. Definición de necesidades y posibilidades

Una de tus funciones primordiales es la de detectar las necesidades de la empresa y, de entre las mismas, ver aquellas que se pueden y deben cubrirse prioritariamente.

En ocasiones no es posible, en base a los presupuestos y otra serie de condicionantes, reclutar y cubrir, mediante puestos de trabajo, todas las necesidades de forma óptima y habrá que proponer aquellas que son más necesarias.

2. Configurar las ofertas de empleo

Esta es la fase de negociación con la empresa. Tu misión es la de conseguir convencer a la empresa para el establecimiento de unas condiciones que permitan configurar unas ofertas de empleo lo suficientemente atractivas para acceder a candidatos de la máxima calidad.

3. Lanzar la oferta de trabajo

Ahora debes poner la propuesta en el mercado, hacerla circular en plataformas y redes sociales.

La redacción de la propuesta y su correcta difusión y orientación son aquí elementos fundamentales que tenemos que tener en cuenta cuando publicamos ofertas de trabajo. Cuanto mejor seleccionado esté el perfil de difusión, antes y con mayor agilidad accederás a que se interesen en ti candidatos que se ajusten al perfil deseado.

4. Seguimiento de candidaturas

Analizar las candidaturas supone una tarea metódica y fundamental. Hay que procurar tener toda la información necesaria de los candidatos de una forma simultánea en un periodo de tiempo determinado, de tal forma que nos permita realizar un análisis y una contrastación de las distintas posibilidades de selección que tenemos según el puesto de trabajo a cubrir.

5. Negociación con los candidatos

Si antes tocó negociar con la empresa, ahora llega el momento de seleccionar una serie de candidatos y negociar con ellos, venderles el proyecto y llegar a un ajuste de condiciones lo suficientemente atractivo como para que los mejores estén deseando embarcarse en el proyecto. De esta manera tenemos más posibilidades de que el candidato elegido prefiera nuestro puesto de trabajo.

6. Analizar tus acciones en la búsqueda de candidatos

Un aspecto importante en tu actividad es la estimación del resultado y rendimiento de tus acciones a la hora de buscar candidatos. El estudio y análisis de las métricas te permitirá ir conociendo donde puedes optimizar tu gestión, en qué puntos se pueden agilizar los procesos y donde está funcionando perfectamente.

Ofertas de trabajo: el sistema de Gestión de candidaturas

Apoyarte en un sistema de gestión como el que te ofrece nuestra plataforma, es siempre una gran ayuda. A través del mismo, podrás gestionar con mayor facilidad las ofertas de trabajo que publicas y recibir todas las respuestas de los posibles candidatos. Estas canalizan de una forma ágil y clara, tanto para ti como para ellos.

La documentación necesaria es accesible de una forma directa y las comunicaciones se hacen más fáciles y sencillas a través de un dashboard intuitivo y práctico. Contarás con métricas y datos que te permitirán seguir al momento la evolución de las ofertas de empleo y accederás a una amplia base de datos de candidatos posibles. Todo un sistema de gestión que centraliza, de forma organizada, la mayor parte de las necesidades del proceso de selección.

Si quieres saber más sobre cómo analizar tus procesos de selección y mejorarlos, CEREM pone a tu disposición métricas que te pueden interesar para complementar el sistema de gestión de candidaturas.