Si el mes pasado hablábamos de las ventajas de reclutar trabajadores senior en este nuevo artículo nos vamos al extremo contrario para abordar el reclutamiento de lo que se viene denominando “millennials”, el empleo joven.

Pero qué son los millennials

Lo primero es definir qué son los millennial y qué les caracteriza para entender un poco más a este perfil dentro de la empresa.

Cuando hablamos de generación millennials nos referimos al conjunto de personas nacidas en los 80 y que ha llegado a su edad adulta con el cambio de milenio, es decir, en el 2000. La característica principal de esta generación millennials, en cuanto al mundo y el mercado laboral se refiere, es su tardía incorporación al trabajo efectivo y su cierta inestabilidad con constantes cambios de trabajo.

Esto, en muchos casos, ha generado una cierta mala imagen social de los millennials que, a unas edades que consideraríamos bastante avanzadas, como pueden ser los treinta, los treinta y cinco o incluso más, no se han emancipado de los padres, o lo han hecho muy recientemente, y tampoco han asumido, en muchos casos, lo que, de forma convencional, consideramos como responsabilidades sociales; casarse, formar una familia, adquirir una vivienda propia…

Sin embargo, achacar esta actitud ante la vida y las obligaciones a una dejadez por su parte o una falta de interés es algo gratuito y, si bien en algunos casos es así, no podemos generalizar.

Sencillamente, el millenial no es un vago o un cómodo. Es una persona muy preparada que se ha enfrentado a una situación socioeconómica y laboral en la que la alta tasa de fracasos matrimoniales y divorcios vivida en las generaciones de sus padres, la precariedad de la oferta de empleo y la alta tasa de paro en empleo joven le han hecho cambiar sus conceptos de vida y sus valores.

¿Qué hace que los millennial sean un elemento necesario en la empresa?

Los millennial suponen un auténtico reto en el reclutamiento de personal pues cambian todos los conceptos habituales y la selección de personal ha de profundizar mucho más en su personalidad y valores, a fin de descubrir su potencial y cualidades.

Encontramos entre ellos valores muy importantes y un concepto de trabajo diferente.

Para los millennial el trabajo no es un fin en si mismo, sino un medio para conseguir otras cosas como ocio y tiempo libre, viajar, disfrutar o permitirse ciertos caprichos tecnológicos.

La generación millenial antepone su bienestar a cualquier otra responsabilidad y, en este sentido, podemos decir que su principal responsabilidad es consigo mismo. Es difícil que un millennial desista en esta responsabilidad. En definitiva, le gusta vivir bien y sin sobresaltos, tener su vida controlada y no arriesgar su situación. En este sentido, asumirá, exactamente, aquellas responsabilidades en su vida que se sienta capaz de abordar sin tener que renunciar a su estatus, siendo personas con una gran estabilidad.

No podemos esperar que los millennial tomen una actitud ante el trabajo de sacrificio y plena disposición a la empresa. Para el millennial el trabajo Full Time o las horas extra son absurdas e innecesarias, incluso un horario rígido lo es, pero, precisamente por este concepto, se encargará de que sus obligaciones se cumplan perfectamente dentro de los plazos y horarios comprometidos.

Se trata de una generación que ha nacido y se ha desarrollado inmersa en las nuevas tecnologías, medios de comunicación y redes sociales. Para ellos este es su medio natural; no es que lo conozcan profundamente, sino que se desenvuelven en el de una forma instintiva. Lo que para otros se hace hasta difícil de entender, y cuanto más de sistematizar y asumir en las formas de relacionarse, para los millennial es la forma evidente de hacerlo, la única posible.

Según Accenture, el 96 % de esta generación millennial son usuarios de la banca online y entiende que no existe un elemento diferenciador entre los bancos y los estudios de Deloitte demuestran que esta generación supondrá el 75% de la fuerza laboral en pocos años y un importantísimo porcentaje del mercado de consumidores. De esta forma, para la empresa es necesario contratar personas que puedan entender perfectamente el mercado al que se dirigen, sus necesidades y sus formas de acceso y comunicación, al tiempo que debe hacerlo porque es el personal de que va a disponer.

Por otro lado, los millennial aceptan a regañadientes la autoridad, pero es debido a que considera que hay otra forma de hacer las cosas. No en vano se han educado en una era de revolución económica y tecnológica que han asimilado perfectamente, frente a sus jefes que han tenido que aprenderla y asimilarla, pero para los cuales no deja de ser un medio engorroso y antinatural.

Así mismo, el nivel de formación y preparación de la generación millennial, incluso su nivel cultural y capacidad de relación social es, en muchos casos, superior a la de las personas que están por encima de ellos. Tienen un alto nivel de estudios, dominan frecuentemente varios idiomas, han dedicado gran parte de su vida a viajar y relacionarse socialmente…

Generación millennial en la selección de personal

En definitiva, una generación que pone en entredicho los conceptos establecidos en cuanto al trabajo, la jerarquía, el esfuerzo o la responsabilidad, ya que los millennials chocan frontalmente con los equipos y estructuras actuales. Sin embargo, la generación millennial es más imprescindible que necesaria. Los millennials deben tener peso en los procesos de selección de personal, ya que entienden perfectamente el mercado emergente y los medios de comunicarse con él, sus intereses y sus formas de actuar.

Para la empresa es fundamental el reclutamiento de personal con este perfil a sus equipos y estimar las nuevas fórmulas que proponen para poder adaptarse tanto a las necesidades del mercado como a las fórmulas de trabajo emergentes que proponen y poder reconducirlas dentro de sus estructuras. No en vano, los millenial han posibilitado hechos y cosas como la creación y el desarrollo de las redes sociales, la primavera verde o el acceso a informaciones reservadas y comprometidas y están al frente de importantes desarrollos tecnológicos innovadores y nuevos emprendimientos.

Antes que ir al choque o a la descalificación, la empresa ha de saber descubrir estos valores e incorporarlos en su estructura, ofreciendo un medio interno que sea favorable a la integración de unas personas que rechazan, por naturaleza, las formas convencionales de hacer las cosas porque ven muy claro que hay otras vías alternativas y otras maneras de enfocar la vida.

A través del portal de empleo de Infofeina y el dashboard, puedes acceder y profundizar en las características de cualquier candidato, una herramienta que te facilitará la labor de reclutamiento.

Si quieres saber más acerca de qué son los los millennials, en El País encontrarás más información sobre este perfil en la actualidad y sus características.