Aunque todos los responsables de selección de personal coinciden en que, al contratar nuevos trabajadores, lo importante es que estos sean idóneos para el puesto, es decir, los mejores candidatos posibles para la vacante, lo cierto es que hay una serie de perfiles profesionales que es necesario conocer para saber si realmente el aspirante a un determinado empleo está a la altura de las demandas del puesto.

Hoy haremos un recorrido por los tres perfiles laborales en reclutamiento de personal: junior, semi senior y senior, conociendo además, el valor que aporta cada uno de ellos.

Los 3 perfiles laborales en el reclutamiento de personal

Como dijimos antes, existen tres perfiles laborales bien diferenciados en selección de personal: junior, semi senior y senior.

Perfil junior

El perfil laboral junior es aquel que se orienta a un candidato que está dando sus primeros pasos en su campo profesional. Por lo general, este tipo de perfil en reclutamiento de personal está encaminado a la realización de tareas mucho más sencillas en comparación con las de un perfil semi senior o senior y, en líneas generales, su nivel de responsabilidad también es inferior, razón por la cual sus tareas requieren de supervisión.

Esta clase de perfil muchas veces es determinado en función de la cantidad de años de experiencia en el puesto o en las actividades requeridas en el puesto, no superando en ningún caso los dos años.

Tanto sea para la manipulación de herramientas, tecnologías y metodologías de trabajo necesarias para cumplir sus labores, requerirá de acompañamiento, dado que no conoce todos los procesos, ni tampoco todas las herramientas. El acompañamiento también se da en las tareas del día a día, dado que necesita que le definan su trabajo, estando atento al pedido de sus superiores.

Aunque los perfiles juniors necesitan orientación constante, se espera de estos, cierta iniciativa, ansias de aprendizaje y su frescura al momento de aportar ideas que contribuyan al crecimiento de la empresa. Por este motivo, hay que tener en cuenta que un perfil junior suele ser el perfil más joven de la compañía y su visión puede resultar de gran ayuda para modernizar aspectos vinculados a su labor o el área en el que se desarrolla.

Perfil semi senior

En un nivel intermedio en reclutamiento de personal se encuentra el perfil semi senior. En este caso, hablamos de un candidato con entre dos y seis años de experiencia en el puesto. Un perfil que puede ser autosuficiente y aunque también tiene margen de errores que requieren de supervisión, el seguimiento no necesariamente debe ser constante, dado que puede trabajar con mayor autonomía.

Este perfil laboral puede desarrollar funciones más complejas y ejecutar proyectos de mayor envergadura. Tiene un hábil manejo de los procesos, lo suficiente como para desempeñar su actividad de forma autónoma, respetando los estándares y metodologías.

En cuanto a la proactividad de este perfil laboral, podemos decir que se preocupa por hacer un buen uso de su tiempo, solicitando nuevas asignaciones cuando tiene disponibilidad y en este sentido es autosuficiente para llevar a cabo una gran parte de sus tareas.

El seguimiento que requiere esta clase de profesional es a nivel general, ya sea una vez a la semana o al mes, dependiendo el tipo de actividad que desarrolle.

El perfil semi senior es considerado de gran utilidad en una empresa, por su nivel de autonomía y su proactividad, como recurso en selección de personal es una de las búsquedas principales dado que buena parte del desempeño de una organización descansa sobre la actividad de este perfil.

Perfil senior

En tercer lugar, en reclutamiento de personal encontramos el perfil senior, la característica de este es su experiencia, dado que más de seis años avalan su capacidad para afrontar otro tipo de tareas y responsabilidades, en comparación con los perfiles junior y semi senior. De hecho, su trayectoria también lo habilita a entrenar a los nuevos empleados o los trabajadores de relevo.

Su nivel de autonomía es total e incluso es capaz de tomar decisiones sin necesidad de ser supervisado. Al mismo tiempo, su productividad es alta. Debido a su conocimiento de las herramientas necesarias para su trabajo, es capaz de brindar su aporte para agilizar procesos y aportar nuevas ideas a la empresa e incluso es un referente técnico para el resto del equipo de trabajo, siendo capaz, además, de afrontar proyectos más desafiantes debido a su alta cualificación.

Por supuesto que su elevada proactividad y productividad implica una compensación mayor que la que perciben los perfiles junior y semi senior.  La calidad de su desempeño es alta, así como también lo es su capacidad de iniciativa.

El perfil senior a su vez también es conciliador, se comunica de manera efectiva con clientes y con los otros miembros del equipo. Al tiempo que ayuda a resolver problemas de forma eficiente siendo capaz de orientar a sus compañeros a la consecución de objetivos.

¿Qué valor aporta cada uno de estos perfiles en selección de personal?

Como hemos visto hasta aquí hay claras diferencias entre un perfil laboral y otro y es importante conocer esto en cualquier proceso de selección de personal. Entre las diferencias también encontramos el valor que aporta cada uno de estos perfiles.

En el caso del perfil junior en reclutamiento de personal se trata de trabajadores entusiastas y empáticos que son capaces de trabajar muy bien en equipo, aportando sus conocimientos teóricos recientes y buscando aprender de cada experiencia para crecer en su área. El empuje de esta clase de perfil es muy valioso.

Por su parte, el perfil semi senior es una pieza clave dentro del funcionamiento de la empresa, dado que conoce a la perfección las herramientas y metodologías, así como los procesos de trabajo y cuenta con un alto nivel de autonomía que le permite ser un recurso proactivo. Su nivel de productividad es alto.

En lo más alto de la pirámide podemos encontrar al perfil senior, el más experimentado, aquel que puede ser capaz de resolver problemas y desempeñarse de manera totalmente autónoma y productiva y guiar al resto del equipo. Este perfil es un referente altamente eficiente que es capaz de optimizar el área en la que se desempeña e incluso, llevar adelante una transformación a nivel general en la compañía.

Descubre más acerca de los perfiles laborales en Blog Empleate.