El reclutamiento de personal es una actividad clave para cualquier compañía, porque es la que asegura dotar a la empresa de los recursos humanos adecuados para cada puesto y función. Muchas veces, el apremio por cubrir una determinada vacante puede condicionar la calidad del proceso de selección de personal, pero ese es un error que se debe evitar a como dé lugar, teniendo en cuenta que el tiempo es factor que debe jugar a favor del proceso y no en contra.

Entre muchas de las tareas que se ejecutan en reclutamiento de personal, la revisión de currículums, así como cartas de presentación, constituye un punto clave para determinar qué candidatos siguen en marcha.

Aunque ya es de extendido conocimiento cuál es la información que se debe buscar en un currículum, no siempre es sencillo identificar qué aspectos valorar de una carta de presentación, por ello, hoy venimos a hablarte de esto.

¿Qué evaluar en una carta de presentación?

Aunque en las últimas décadas los procesos de selección de personal han cambiado en muchos aspectos, hay ciertas características que se han mantenido constantes a lo largo de los años. La recepción de currículums puede ser el ejemplo más claro al respecto, pero también lo es la recepción de las cartas de presentación, que se adjuntan con el CV. Así como para los candidatos estas son una valiosa herramienta para llamar la atención de un potencial empleador, para quienes trabajan en reclutamiento de personal, este tipo de documento puede arrojar interesantes datos del candidato en cuestión.

Personalización

Nadie quiere recibir una carta de presentación genérica, que diga lo mismo que cientos y cientos de otras cartas de presentación. Teniendo en cuenta que dentro del proceso de selección de personal se entiende que cada candidato es único y tiene un valor que aportar, algo que se debe buscar en la carta de presentación es el nivel de personalización que tiene la carta.

¿El candidato le habla directamente a tu compañía? ¿Está respondiendo la solicitud de empleo considerando las características y exigencias del puesto específico? ¿Se ha tomado el trabajo de indagar acerca de las necesidades precisas de tu empresa? ¿Ha reflexionado sobre su rol dentro de la organización y el aporte que podría brindar en ella?

Si la respuesta a todas estas preguntas es afirmativa, tienes un interesante candidato a tener en cuenta. Porque tomarse el tiempo para confeccionar una carta de presentación específica para una solicitud de empleo en particular, habla del interés del candidato, su motivación para conseguir el puesto, así como de su dedicación. Cualidades todas muy valiosas el campo de los recursos humanos.

Novedad

Algo que suele ocurrir al recibir cartas de presentación junto a curriculums en selección de personal, es que al leer ambos documentos se encuentra la misma información. La carta de presentación debe ampliar y/o contener nuevos datos sobre el candidato. De ahí que la novedad sea otro aspecto a evaluar en este tipo de carta.

Con novedad nos referimos a que el aspirante al puesto haya incluido información que no está disponible en el currículum, a la contextualización adecuada en cuanto a sus experiencias y formación, a la inclusión de datos relevantes que no siempre son tenidos en cuenta por parte de los candidatos, como pueden ser los intereses personales o actividad de voluntariado.

Logros

En términos de relevancia que pueden tener ciertos datos en comparación con otros, debemos decir que los logros ocupan la parte más alta de la pirámide. Desde hace tiempo en selección de personal se busca encontrar esto en el perfil de un candidato y si se puede incluir en una carta de presentación, de manera coherente y precisa, entonces ese aspirante puede resultar un activo valioso para la empresa.

Veracidad

La veracidad es, por supuesto, uno de los aspectos claves a identificar en una carta de presentación ¿cómo reconocerla? Pues tiene mucho que ver con la información que se incluye en el curriculum, dado que, si en este se detalla una determinada experiencia y formación, que luego en la carta de presentación se sobredimensiona o no tiene un correlato coherente con los tiempos y las formas que ya se dejaron asentadas en el CV, esto puede dar muestra de una incongruencia que genera dudas sobre la veracidad de los datos incluidos en la carta.

Originalidad

Una carta de presentación es un documento profesional, pero no por ello debe repetir la misma fórmula que la de cientos de otras cartas. La originalidad es un aspecto muy valioso, sobre todo porque es una apuesta del candidato que requiere de valor para animarse a innovar en este campo. La originalidad en una carta de presentación puede indicar que estamos frente a un trabajador creativo y audaz, características que resultan muy útiles en cualquiera puesto laboral.

Claridad

Esta es una cualidad fundamental que debe residir en toda carta de presentación, de nada sirve incluir datos importantes, ser original y audaz si no hay una organización clara de la información incluida en la carta. Esto habla de la falta de claridad para comunicar ideas y es importante tenerlo en cuenta al momento de decidirse por un candidato. La comunicación, recuerda, es clave en cualquier puesto de trabajo y por ello, cuando recibes una carta de presentación en selección de personal es necesario buscar esta cualidad en dicho documento.

Ortografía y gramática

Muy vinculado al punto anterior, la carta de presentación es una instancia formal en la que la forma y el contenido son clave. En reclutamiento de personal puede decir mucho lo que este documento incluye, así como la forma en que se presenta la información. La existencia de faltas ortográficas o errores gramaticales nos habla de una falta de cuidado en la confección de esta carta y, en definitiva, puede mostrar poco interés por parte del candidato en revisar de nuevo el contenido.

En definitiva, lo que se debe valorar en una carta de presentación dentro de un proceso de selección de personal es el fondo claro está, pero también la forma, si esto resulta en un todo coherente, entonces este documento puede ser una valiosa fuente de información acerca de un candidato.

Si después de valorar los CV y las cartas de presentación de los candidatos, no se ajustan al perfil que busca tu empresa, en Superrhheroes encontrarás claves para comunicar la no selección de candidatos.