El mercado de trabajo se ha transformado y tanto las empresas como los trabajadores están atravesando un proceso de adaptación continua a las nuevas reglas y exigencias del contexto. Muchas de estas demandas no se pueden detener, porque suponen el único camino hacia una evolución en las relaciones de trabajo y, sobre todo, en el crecimiento de cada compañía.

En este sentido, una de las preocupaciones que ocupa cada vez más espacio en los departamentos de recursos humanos o selección de personal es aquella relacionada a la jornada laboral. Los reclutadores se preguntan si resulta atractiva para el nuevo talento la disposición actual de las horas de trabajo o si requiere un cambio de cara a disponer de los mejores recursos humanos.

¿Por qué reducir la jornada laboral?

Las nuevas tecnologías, la transformación digital y la velocidad de la información han hecho que muchas de las herramientas de gestión en gestión de personal cambien o queden obsoletas y se sustituyan por otras.

El horario de los trabajadores, como herramienta de gestión del capital humano de la empresa, también ha tenido que transformarse al compás de las nuevas tendencias. Por ejemplo, la presencia física de los trabajadores en las oficinas ya no es un requisito excluyente para que estos desempeñen su función, dado que gracias a la tecnología es posible realizar el trabajo desde casa, sin que esto reduzca la productividad.

Muchas empresas entienden que cumplir con los objetivos de negocio no está unido inexorablemente a la rigidez en la jornada de trabajo. De esta manera, en los departamentos de recursos humanos se empieza a contemplar el horario flexible como un recurso para la creación de entornos satisfactorios dentro de las organizaciones.

En los últimos tiempos y siguiendo los ejemplos de compañías pioneras en materia de gestión de recursos humanos, los departamentos de RRHH han tenido que ocuparse de la cuestión de la jornada laboral como una tarea a resolver. Las 8 horas obligatorias de antes, en numerosos contextos ya no son viables y, por otro lado, se ha demostrado que la reducción de la jornada laboral puede ofrecer increíbles ventajas tanto para trabajadores, como para empleadores.

Hoy descubriremos las 6 ventajas que comporta reducir la jornada laboral:

Ventajas para empresas

Una de las principales ventajas vinculada a la reducción de la jornada de trabajo se asocia al bienestar de los empleados. Al reducir la cantidad de horas que los trabajadores pasan dentro de la compañía, estos pueden conciliar de manera más eficiente su vida personal y profesional, gracias a esta flexibilidad que les permite una jornada de menos horas. De esta forma, al sentirse mucho más satisfechos con el tiempo dedicado al trabajo y a la vida personal, mejora también el clima laboral, contribuyendo positivamente a alcanzar los objetivos de la empresa.

Otro punto clave se relaciona a la productividad de los trabajadores. En el área de recursos humanos este es un punto clave, porque se entiende que la jornada laboral debe enfocarse a conseguir una mayor productividad por parte del empleado y no en obligarlo a pasar una determinada cantidad de horas sólo por cumplir un estructurado horario. Se ha comprobado que los horarios más flexibles hacen que los profesionales se sientan más implicados en los objetivos de las empresas en las que trabajan y por ello, más comprometidos con el éxito de la organización, lo que los lleva a dar lo mejor de sí en su espacio de trabajo.

La tercera ventaja de la reducción de la jornada laboral se asocia a la disminución del absentismo en la empresa. Es sabido que cuando un trabajador se ausenta de su puesto de trabajo puede traer complicaciones severas para la productividad de la compañía. Al ofrecer horarios flexibles dentro de una organización, se reducirá este problema, ya que por un lado el trabajador estará más a gusto en la compañía, y por el otro, en caso de tener un asunto que no se puede posponer, cuenta con un margen de tiempo para hacerlo gracias a la jornada reducida, sin necesidad de faltar al trabajo.

Asociado al punto anterior, podemos decir que otra ventaja para las empresas en lo que concierne a la reducción de la jornada laboral es la retención del talento. La flexibilidad de horarios es una de las razones principales por las que un determinado candidato en el proceso de selección de personal puede decantarse por una empresa u otra. Así es que, en principio, para captar el mejor talento, ofrecer flexibilidad en este sentido es un atractivo. Pero, además, el hecho de que los empleados se sientan a gusto en la compañía hace que no quieran irse a otro lugar. De esta manera, los trabajadores cualificados siguen en una misma organización durante más tiempo, lo que resulta muy beneficioso para la firma.

Ventajas para los trabajadores

Por supuesto que, si la empresa se beneficia de algún modo con la reducción de la jornada laboral, esto también repercute en el empleado, porque es una ventaja en doble dirección.

En el caso concreto de los empleados, una de las principales ventajas relacionadas a esto es que los trabajadores pueden conciliar de mejor manera su vida profesional con su vida personal. Con un horario flexible un trabajador puede ser productivo en su espacio de trabajo y del mismo modo, en su casa, con su familia, compartiendo más tiempo con sus seres queridos y destinándolo al ocio. Esto contribuye al bienestar del empleado y como dijimos antes, es un beneficio en doble dirección, del que ambas partes extraen algún rédito.

Esta conciliación equilibrada de la vida laboral y personal hace posible que el trabajador sienta mayor tranquilidad, porque puede desempeñarse de manera más óptima en cada aspecto de su vida y así, el estrés y la presión disminuye, mejorando la calidad de vida de ese trabajador, sintiéndose más cómodo en los distintos ámbitos en los que se desempeña.

En resumen, reducir la jornada laboral es una ventaja competitiva para la compañía y es una apuesta a una mejor calidad de vida de los trabajadores, por ello repensar este asunto es una tarea de los equipos de reclutamiento de personal de todas las empresas.

Descubre las ventajas y los inconvenientes de trabajar cuatro días a la semana en 20 Minutos.